El Tapiz

decoracion-tapiz-mueble

El tapiz probablemente sea uno de los elementos decorativos más antiguos de la historia.

Siguiendo su evolución podremos comprobar los cambios más significativos de la cultura a lo largo del tiempo; a través de los materiales empleados en su confección, sus motivos pictóricos y sus colores, se pueden identificar sus distintos periodos.

Según los historiadores Ángel Escarzada y Javier Barrera, el tapiz nació en Egipto, se extendió a la cultura musulmana y terminó impregnando todo el mundo cristiano.

Con el paso de los años terminó convirtiéndose en uno de los elementos más importantes en la decoración de la nobleza.

Tanto es así que sus rastros hay que buscarlos en los grandes palacios de reyes y príncipes.

En las mansiones de los aristócratas, el tapiz constituía el máximo símbolo de elegancia, de hecho, nunca ha tenido una gran aceptación entre el pueblo.

Los más antiguos que se conocen fueron tejidos en lino por artesanos egipcios. Fragmentos hallados en la tumba de Tutmose IV y Tutankamón dan fe de su importancia en el pasado y también de su antigüedad.

Motivos ornamentales encontrados en tumbas babilonias y asirias nos indican que también guardan relación con los estilos helenísticos del arte sirio de la época.

Hay testimonios de la antigüedad del tapiz en la Odisea , de Homero, donde se nos describe a Penélope trabajando en elaborar uno, mientras espera el regreso de su marido.

Aunque la mayoría de los tapices antiguos ha desaparecido, los jóvenes diseñadores e interioristas de prestigio mundial, se han inspirado en los que han logrado sobrevivir al paso del tiempo, para lanzar al mercado diferentes y novedosas propuestas.

Para ello están empleando materiales de calidad pero más económicos, así como nuevas técnicas de confección.

Contrariamente a lo que ha sucedido con los elementos del mobiliario de época, el tapiz no ha logrado tener mucho éxito entre la clase media y a mediados del siglo pasado prácticamente desapareció.

En los años 30, colocar un tapiz en la pared era signo de status, nivel cultural y buen gusto.

En los 60, el tapiz seguía sin aparecer en los hogares como elemento decorativo y fue sustituido por el kilim y las alfombras.

Hoy, no se sabe muy bien el porqué; pero lo cierto es que el tapiz intenta regresar nuevamente al seno de los hogares modernos.

Es una pieza que está adquiriendo prestigio y con toda la fuerza que caracteriza la moda impuesta por los profesionales del diseño.

El tapiz regresa a las casas modernas con nuevas propiedades y aunque seguirá utilizándose en las paredes, en este caso cambian principalmente los motivos y la forma de colocarse.

Esta entrada fué publicada en Artesanía, Blog y etiquetada como , , , , , , , , , , , , .
Utilizamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.